Un día en la vida de...
07 febrero 2019
Sumérjase en la vida de una diseñadora Messika
Un día en la vida de...

Una mujer joven de cabello castaño nos invita, con pasos silenciosos, a entrar en su refugio. De repente, la efervescencia del día parece detenerse. En su mesa de trabajo, portaminas, una paleta, lápices blancos y una pila de hojas de dibujo se imponen al ordenador. "A menudo bromean conmigo y me dicen que me dedico a colorear y poner pegatinas. Mi trabajo es mucho más complicado, pero me gusta esta manera de resumirlo. Refleja un candor que es necesario para mantener una ligereza que me parece esencial para la vida", explica Audrey, diseñadora de la Maison Messika desde hace cuatro años. 

This is M

¿Cómo llegó a la Maison Messika?

Obtuve mi diploma en Joyería en la escuela Boulle de París y, al no encontrar un puesto de trabajo en un taller de creación, me lancé como trabajadora autónoma. De esta manera, conocí a Valérie Messika y a Didier Cherqui, director artístico de la Maison. Confiaron en mí y en mis competencias y, posteriormente, crearon este puesto. El verdadero desafío para mí es concebir métodos de trabajo y velar por su correcta aplicación. Ahora, tengo la sensación de haber crecido al mismo tiempo que la Maison se ha desarrollado.

¿Qué distingue a la Maison?

A pesar de mi escasa experiencia con otras firmas de joyas, diría que la relación humana es primordial en Messika. Messika es una gran familia de la que sus colaboradores forman parte.

Cuéntenos cómo se desarrolla un día cualquiera

No existen dos días iguales. Hay días en los que no salgo de mi despacho o en los que ocupo el de Didier o el de Valérie Messika. Sin embargo, los días pasan con frecuencia entre idas y venidas de mi despacho al de Didier y reuniones con el taller o los equipos de producción.

¿Cómo interviene su trabajo en el proceso creativo de la Maison?

Somos escribas, transcribimos los deseos de Valérie Messika y de Didier. Así mismo, como diseñadores con estudios de joyería, debemos aconsejarles sobre las posibilidades de fabricación. Cuando aparece una duda, consultamos a nuestros técnicos joyeros y/o al servicio de producción. En primer lugar, realizamos bocetos rápidos de intenciones y, a continuación, nos ayudamos con siluetas ya elaboradas para crear un diseño en color a escala real. El dibujo técnico se realiza antes del gouache final. El movimiento, el diseño de la composición, el número de gemas... Todo tiene que ser preciso.

This is M

¿Cuántos dibujos realiza
para una joya?

El número de dibujos puede variar en función de la complejidad de la joya. En el caso de los collares, podemos pasar dos días sobre un mismo dibujo o realizar 30 dibujos de búsqueda para unos pendientes. Todo depende también de las modificaciones necesarias. Ciertos factores, como un conjunto de gemas que inspirarán la joya, las limitaciones técnicas o el presupuesto calculado, son criterios que condicionarán el tiempo de culminación. De la misma manera que no existe un día estándar, no existe una organización del tiempo estándar.

¿Cómo organiza su espacio de trabajo?

Cuanto más espacio tengo, más utilizo. Mis instrumentos básicos: mi carpeta de proyectos en proceso, mis pilas de documentos pendientes de clasificación y mi material de diseño. Y algunas tabletas de chocolate, que hacen disfrutar también a mis compañeros...

¿Cuál es su mayor placer en su trabajo?

Participar en la impresionante evolución de Messika y crecer como diseñadora a la vez que la Maison. Representar visualmente un sueño imaginado por Valérie Messika y Didier, y verlo realizado en el taller. Todas las funciones que se me han confiado: bocetos, dibujos técnicos, gouaches, coordinación del equipo creativo, protección de los modelos... No me puedo aburrir. A pesar de toda la energía necesaria, mi día a día se rige por la tranquilidad, la concentración y la paciencia. Mi profesión es crear sueños. Sin sueños, no hay poesía y sin poesía, la vida no tendría sabor.

Me gusta mi profesión y no dejo de cuestionarme a mí misma para mejorar mi papel y mis métodos de trabajo, con el objetivo de perfeccionar las futuras joyas Messika.  Con el paso del tiempo, la joven tímida e introvertida se ha transformado en una joven mujer autónoma, ambiciosa y apasionada: una mujer Messika.