Kashmir
14 noviembre 2018
Cuando los cuentos de hadas se hacen realidad
Kashmir

El taller Messika se sitúa en un espacio bañado por una suave luz natural, como suspendido bajo el cielo de París. En diferentes rincones, ramos de rosas de colores suaves refrescan el ambiente. Sobre una estantería, descansan preciosos libros de arte y de grandes fotógrafos de moda en los que Valérie Messika encuentra su fuente de inspiración. Tan solo los bancos de trabajo de color gris patinado recuerdan que el taller es un espacio casi sagrado. Aquí, el espíritu de la Maison está representado por quince artesanos que cincelan sus obras como modistas que cortan sus creaciones en un taller de Alta Costura. Los collares y las piezas de Alta Joyería de la Maison tienen una caída perfecta que abraza con naturalidad las curvas de cada mujer.

This is M

Una joyería de "Alta Costura"

La Alta Joyería es a las joyas lo que la Alta Costura es a las prendas. Una magia que se mantiene por el mismo encanto y magnetismo. Este mundo de tejidos ha cautivado siempre a Valérie Messika. La delicadeza aérea y la transparencia sedosa son retos que únicamente las manos de los maestros son capaces de superar. El desafío consiste en conseguirlo sobre los materiales más duros, los diamantes y el oro, sin afectar a la comodidad del diseño. Los artesanos esculpen la materia, tallan el metal y ajustan las gemas hasta que la joya esté lista para ser lucida. En este templo del diseño a medida, el encanto siempre está presente.

El collar Kashmir, The Arabian Nights

Un fular de 439 diamantes talla ovalada sublimado por el complejo degradado de diferentes tamaños, así como por los dos diamantes triangulares, con un total de 116,6 quilates. Un estudiado entramado de gemas que evoca la suavidad de un tejido de diamantes. El conjunto está brillantemente diseñado por los joyeros de la Maison. Cerca de 800 horas de trabajo han sido necesarias para esta armoniosa creación joyera con su diversidad de gemas tejidas en forma de quincunce. Valérie Messika imaginó la suavidad de un tejido de diamantes sobre la piel realzada por un deslumbrante broche triangular que retiene con elegancia este precioso material. Inspiradas por Las mil y una noches, miríadas de diamantes forman constelaciones de collares, pendientes de estilo colgante, pendientes de aro y anillos con innovadores diseños, como en un cielo estrellado.

Así es como lo imaginario y lo extraordinario se unen a la realidad a lo largo de los años. Un mundo mágico que sitúa a Messika entre las firmas de Alta Joyería.

Kashmir