24 horas confinados con...
07 mayo 2020
Valérie Messika
24 horas confinados con...

En este período tan particular, Valérie Messika nos dedica un poco de su tiempo para compartir con nosotros su rutina diaria.

This is M

El confinamiento en familia
V.M.: "Actualmente me encuentro en mi casa de campo, junto a mi marido, mis dos hijas, mi cuñada y su familia. ¡Estoy muy bien acompañada! Naturalmente, me mantengo muy cerca del resto de la familia y me pongo en contacto con ellos diariamente para que me pongan al día. Estar aquí me permite reponer fuerzas, ya que tenemos un gran jardín y las niñas pueden disfrutar del exterior".

Mi despacho, en casa
V.M.: "Para mí, la luz es una obsesión. Me viene de la infancia, cuando veía a mi padre buscando luz para admirar los diamantes en los que había tantos reflejos... Supongo que mis ojos se acostumbraron a esta luz especial. Por este motivo, mi despacho es muy luminoso, al igual que toda la casa de campo. En este espacio es donde más cómoda me siento. Hay una ventana en cada pared, lo que me da la impresión de estar al mismo tiempo en el exterior y en el interior".

La nueva rutina
V.M.: "Es muy importante seguir una rutina para no perder el rumbo. Por mi parte, nos levantamos cada día hacia las 8 horas y nos juntamos todos para desayunar. Después, aprovecho para ponerme en contacto con mis amigos y mi familia. En estas circunstancias, creo que es incluso más importante que nos veamos, aunque sea a través de una pantalla. El resto de la mañana, ayudo a mis dos hijas con los deberes para que puedan disfrutar del aire fresco por la tarde. Para mí, las tardes están dedicadas al trabajo. Todos los días elaboro una lista de cosas que hacer. Después, al final de la tarde, aprovecho para hacer algo de deporte y relajarme en familia".