El joyero de Valérie Messika
19 febrero 2021
Los 5 imprescindibles de la creadora
El joyero de Valérie Messika

Desde la creación de la Maison Messika en 2005, su fundadora ha mostrado con determinación una visión disruptiva de la joyería. Romper los códigos con un espíritu moderno y rockero sin dejar de lado la calidad. Esta es la insignia de Valérie Messika. Una diseñadora excepcional y apasionada. Para ella, una joya de diamantes debe poder llevarse a diario, sin limitaciones, reflejando además con elegancia y brillo el estilo y la personalidad de cada persona. Le hemos pedido que seleccione cinco piezas esenciales y emblemáticas de sus diferentes colecciones. ¡Le damos la bienvenida al joyero de Valérie Messika!

This is M

#1: Collar Lucky Move, el amuleto de la suerte
El collar Lucky Move, seleccionado por Valérie Messika, encarna uno de sus viejos sueños: presentar en una sola pieza de lujo una joya asimétrica y un talismán. El resultado es un modelo icónico que puede llevarse en varias longitudes gracias a un ingenioso sistema de ajuste deslizante. Este collar reversible, disponible en 9 piedras y 9 colores diferentes, combina en total armonía la suavidad de la medalla y la fuerza del diseño geométrico del motivo Move. Un amuleto de la suerte repleto de diamantes, en cuyo reverso se puede grabar un bonito mensaje, una fecha o unas iniciales especiales. En definitiva, un auténtico mantra para la mujer Messika: única, libre y radiante.

#2: Collar de diamantes Move Classique, el primero
Valérie Messika le tiene un cariño muy especial a la colección de joyería Move Classique. De hecho, esta colección fue la que llevó a la firma de joyería Messika a la fama en 2007. El collar de diamantes Move Classique se ha convertido desde entonces en una pieza icónica, portadora de una visión totalmente moderna y rockera de la marca sobre la orfebrería. Una joya exuberante, con 3 diamantes móviles montados en un carril y rodeados por una jaula que simboliza el amor de ayer, hoy y mañana. De este modo, el brillo de los diamantes con engastado cerrado sobre una cadena en tres tipos de oro se sublima y se presenta de forma natural a cada mirada. Un collar emblemático y precioso, disponible con o sin pavé, que favorecerá a todas las mujeres.

#3: Pulsera rígida de diamantes Move Romane y Move Noa, unas muñecas perfectas
Valérie Messika nos abre las puertas de su vida privada con las colecciones Move Romane y Move Noa. Una apasionada declaración de amor tomada de los nombres de sus dos hijas. De entre todas las joyas de estas dos colecciones tan queridas por la audaz diseñadora y tan importantes para su historia, la preciosa pulsera rígida de diamantes y oro Messika se encuentra siempre en su muñeca. Para empezar, la pulsera rígida Move Romane es una admirable pieza de joyería arquitectónica de fuerte carácter que presenta cinco diamantes móviles con una luminosidad radiante. Seguidamente, la pulsera rígida Move Noa, con o sin pavé y de diseño muy sobrio, adornada con tres diamantes móviles, simboliza la prueba del amor eterno. Dos deliciosas joyas, cuyos contrastes y combinación cuentan con la aprobación de Valérie Messika en persona.

This is M

#4: Pulsera de diamantes Skinny, adicta al efecto segunda piel de diamantes
La pulsera Skinny de la Maison es una joya que expresa el excepcional savoir-faire de los joyeros de manos de oro del taller Messika. Pensada y diseñada como un hilo de diamantes, especialmente fina y ligera y con sorprendentes propiedades elásticas, esta pulsera de diamantes, en oro rosa, blanco o amarillo, se lleva como una segunda piel, como si fuese un pantalón... Skinny. Discreta pero terriblemente adictiva, la pulsera Skinny representa la joya de diamantes preciosa por excelencia, clásica y atemporal, de la que Valérie Messika nunca se separa. Una joya indispensable, para llevar sola o en conjunto, que aportará a su eterno vestido negro un brillo incomparable.

#5: Anillo My Twin Toi & Moi, una joya hipnotizante
El anillo, un gran clásico de la joyería, reinterpretado por Messika. El modelo My Twin Toi & Moi rompe con los códigos tradicionales del género. Una joya preciosa cuyo diamante, que parece levitar, sella la sorprendente unión de la sutil talla pera, sensual y delicada, y la esmeralda, protocolaria y elegante. Una espléndida pieza de joyería de geometría variable, que juega con los contrastes y las convenciones. Un anillo cuyo diseño voluptuoso refleja también el savoir-faire en materia de diamantes de los joyeros Messika. Un modelo con piedras excepcionales, para llevarlo de forma única con un anillo de oro abierto sobre la parte superior del dedo, y por qué no, en el índice también. Para celebrar un compromiso, una boda o un nacimiento, ¡los diamantes no pueden faltar!