Tradición

maison-savoir-faire-alt-image

maison-savoir-faire-alt-image

El Gouache

La primera etapa de la elaboración de una pieza de Alta Joyería requiere alrededor de cien bocetos antes de que se valide el proyecto de modelado. A continuación, un experto con buen ojo y una mano precisa realiza el gouache. Este diseño presenta una visión concreta de la creación final y actúa como enlace entre el diseñador y el joyero.

El Gouache

La primera etapa de la elaboración de una pieza de Alta Joyería requiere alrededor de cien bocetos antes de que se valide el proyecto de modelado. A continuación, un experto con buen ojo y una mano precisa realiza el gouache. Este diseño presenta una visión concreta de la creación final y actúa como enlace entre el diseñador y el joyero.

La Fabricación

La transición de la idea creativa a la realidad es un camino raramente claro y bien definido: diálogos, investigación y reflexión con el taller son las palabras clave. Una vez desarrolladas varias maquetas necesarias para la fabricación, el joyero elabora diferentes elementos que formarán la estructura de la joya (resortes, chatones, gemas, monturas...).

Savoir Faire

Savoir Faire

Savoir Faire

Savoir Faire

Savoir Faire

El Ensamblaje

El joyero ensambla minuciosamente las piezas de metal para dar forma a las diferentes partes de la estructura de la joya. El diseño cobra vida, se perfilan las curvas y la arquitectura de la pieza se revela con armonía. En esta etapa de la fabricación, el joyero ha realizado aproximadamente 200 horas de trabajo.

Modernidad

maison-savoir-faire-alt-image

La Soldadura

El joyero termina meticulosamente el ensamblaje de la estructura final con un soplete para fijar la estructura de la joya sin perder la flexibilidad. Esta estructura acogerá posteriormente las diferentes gemas cuidadosamente talladas para dar vida a una obra de perfectas proporciones. Un savoir-faire excepcional forjado por el taller de la Maison y enriquecido constantemente para dar vida a lo imposible.

maison-savoir-faire-alt-image

La Soldadura

El joyero termina meticulosamente el ensamblaje de la estructura final con un soplete para fijar la estructura de la joya sin perder la flexibilidad. Esta estructura acogerá posteriormente las diferentes gemas cuidadosamente talladas para dar vida a una obra de perfectas proporciones. Un savoir-faire excepcional forjado por el taller de la Maison y enriquecido constantemente para dar vida a lo imposible.

El Pudido

El delicado proceso de pulido tiene lugar en diferentes etapas durante la fabricación de la joya. Esta operación, realizada varias veces antes y después del engastado, permite revelar todo el brillo de la reina de las gemas. Las manos hábiles del pulidor dedicarán más de 50 horas a este acabado a medida para ofrecer el deseado efecto espejo al conjunto de la estructura.